La hidroterapia de colón se usa normalmente como preparación para procedimientos médicos como una colonoscopia. Sin embargo, algunos profesionales de la medicina alternativa ofrecen la hidroterapia de colon para otros propósitos, como la desintoxicación.  Pero la hidroterapia de colon, también llamada irrigación colónica o limpieza de colon, para tales propósitos no es necesaria. Esto se debe a que su sistema digestivo y su intestino ya eliminan el material de desecho y las bacterias de su cuerpo. Durante una hidroterapia de colon, grandes cantidades de agua (a veces hasta 16 galones (unos 60 litros)) y posiblemente otras sustancias, como hierbas o café, se enjuagan a través del colon.

Esto se hace usando un tubo que se inserta en el recto. En algunos casos, se utilizan cantidades más pequeñas de agua y se dejan reposar en el colon durante un breve período de tiempo antes de retirarse. Asi como existen multiples beneficios en la hidroterapia de colon, tambien es importante entender las diferentes contraindicaciones de la hidroterapia de colon.  Los defensores de la hidroterapia de colon creen que las toxinas de su tracto gastrointestinal pueden causar una variedad de problemas de salud, como artritis y presión arterial alta. Creen que la limpieza de colon mejora la salud al eliminar toxinas, aumentar su energía y mejorar su sistema inmunológico. Sin embargo, no hay evidencia de que la limpieza de colon produzca estos efectos o sea beneficiosa en absoluto. Por ende, existen multiples riesgos o contraindicaciones de la hidroterapia de colon que debemos analizar. Y la limpieza de colon a veces puede ser perjudicial, por eso es importante tener en cuenta las contraindicaciones y riesgos. De hecho, los enemas de café que se usan a veces en la hidroterapia de colon se han relacionado con varias muertes. La limpieza del colon también puede causar efectos secundarios menos graves, como cólicos, distensión abdominal, diarrea, náuseas y vómitos.

Otros potenciales contraindicaciones en la hidroterapia de colon incluyen:

– Sospecha o presencia de perforación digestiva.

– Cuando exista presencia de hernias abdominales.

– Ante la presencia de adherencias pélvicas.

– Ante fisuras anales.

– Cuando existan hemorroides en fase aguda y sangrantes.

– Si se tiene o sospecha la presencia de hemorragias gastrointestinales.

– Ante infecciones o afecciones aguadas como la apendicitis.

– Si se padece anemia severa.

– Presencia de enfermedades cardíacas severas.

– Si se ha operado el colon muy recientemente.

– En el embarazo.

Debemos tener en cuenta estas contraindicaciones para evitar la práctica de la hidroterapia del colón en caso de que nos subsumamos en alguna de ellas.

Los 5 principales riesgos o contraindicaciones de la hidroterapia de colon

Ahora bien, aunque una persona no esté contraindicada para el tratamiento de la hidroterapia del colon puede sufrir una serie de efectos secundarios con su práctica, pues esta práctica presenta sus riesgos. Aqui destacamos los 5 principales riesgos de la hidroterapia de colon:

1) Lesiones intestinales: El revestimiento de las paredes intestinales es sumamente sensible ante estímulos. En ese sentido la hidroterapia puede causar lesiones intestinales si no se tiene especial delicadeza tras introducir un elemento externo al ano y bombear líquido hacia el intestino.

Prevenir este tipo de lesiones es posible si se toman medidas como por ejemplo lubricar el ano o el instrumento que se introducirá en él y si se bombea el agua despacio.

2) Cólicos fuertes: Este efecto secundario no se puede prevenir. Algunas personas mientras practican la hidroterapia de colon o tras la terapia padecen de fuertes cólicos.

3) Infecciones: Son comunes las infecciones tras esta terapia especialmente si el equipo utilizado no ha sido esterilizado apropiadamente y si no se tomaron medidas para asegurarse de que el agua empleada estuviese libre de cualquier agente contaminante.

Ello puede evitarse esterilizando el equipo a utilizar y cuidando que el agua empleada sea pura de manantial. No obstante también existen cierto tipo de infecciones que no se pueden prevenir como las derivadas de la pérdida de los microorganismos benignos que habitan el intestino, que necesariamente también se perderán tras la limpieza.

4) Deshidratación: Una persona tras realizar la hidroterapia de colon puede deshidratarse por la pérdida de fluidos corporales que esta provoca y por ende sufrir síntomas de debilidad.

Se recomienda ingerir abundantes líquidos. En especial zumos de jugos naturales tras el proceso.

5) Reacciones alérgicas: Las reacciones alérgicas que pueden derivar de esta terapia especial se relacionan con las sustancias que comúnmente se combinan con el agua que se introducirá por el intestino con el objeto de facilitar el proceso de limpieza.

Estas sustancias varían de persona en persona pero muchas emplean hierbas de las cuales no tienen conocimientos de si son alérgicas o no lo que ocasiona que sufran reacciones alérgicas que pueden ser severas.

Si se presenta alguno de estos efectos secundarios lo mejor es acudir a un médico de confianza que nos evalúe y nos brinde tratamiento adecuado